Ser Padres de un Ciudadano Americano

Obtener beneficios migratorios por medio de los hijos

Actualmente Ser padres de un ciudadano americano, menor de 21 años, no quiere decir, que se tenga privilegio o derechos migratorios.

Las leyes de inmigración son muy claras, no es posible quedarse a vivir en los Estados Unidos o a conseguir un permiso de trabajo, únicamente por el hecho de ser padres de un ciudadano americano.

¿Qué sucede si estando en los Estados Unidos nace su hijo en el país?

El menor será naturalizado o ciudad de los Estados Unidos, independientemente del estatus migratorio de los padres, pero lo que es posible es que los padres de un ciudadano americano puedan legalizar su estatus, solo por el hecho de haber tenido un hijo en territorio americano; Si los padres están en condición de indocumentado, mantendrán esa condición y si los padres de tienen una visa de turista o de trabajo, deben conservar su visa para no perder su estatus migratorio.

El hecho de ser padres de un ciudadano americano no sirve como protección frente a una deportación, es cierto, que no entran a ser parte de las prioridades para ser deportados, a excepción si ha tenido otros problemas con la ley.

En caso de ser detenido por estar en condición de indocumentado y se quiera evitar de alguna manera perder la custodia del menor es aconsejable qué se haga un poder de representación, como prevención en caso de que se llegue a dar esa circunstancia.

Qué sucede si regresa a su país de origen y su hijo ha nacido en Estados Unidos.

Los padres del menor no pueden conseguir ninguna visa, residencia o permiso de trabajo porque su hijo es ciudadano, Es posible aplicar para ellos, pero si es concedida es porque reúnen los requisitos para adquirirla de manera personal.

El niño que es ciudadano de los Estados Unidos por nacimiento, no pierde el estatus por vivir en otro país, así no regrese nunca a los Estados Unidos, ya que esto no es un motivo para perder la nacionalidad estadounidense.

Si los padres necesitan sacar un pasaporte para el niño o alguna otra documentación, pueden solicitar un acta de nacimiento, que podrá conseguir desde el extranjero.

En caso de que el niño resida toda su vida fuera de los Estrados Unidos, entonces, cuando se convierta en adulto y sea padre, no podrá transmitir su nacionalidad estadounidense a sus hijos que nazcan fuera de Estados Unidos; ya que para que esto sea posible, uno de los requisitos es que debe tener ciertos años de residir dentro de los Estados Unidos que varían de acuerdo a si los padres son solteros o casados etc.

Que pasa si el hijo es nacido en el extranjero, pero es ciudadano estadounidense.

En los casos en que el menor ha recibido la ciudadanía porque uno de sus padres es ciudadano americano, el otro, no puede obtener la tarjeta de residencia o una visa americana aludiendo que tiene un hijo que es ciudadano. De la misma manera, el padre o la madre puede aplicar para una visa o para obtener la tarjeta de residencia, por mérito propio, es decir, porque cumple con los requisitos necesarios.

Que sucede cuando el hijo cumple 21 años

El hijo que es ciudadano americano, al cumplir los m21 años de edad, puede aplicar y solicitar la residencia para sus padres, siempre y cuando cumplan con los siguientes requisitos:

  • El ciudadano debe residir en los Estados Unidos, ya que es una visa de reunificación familiar.
  • Debe tener ingresos suficientes para soportar y patrocinas a sus padres.
  • Deben firmar un juramento de soporte económico de sus padres, esto es conocido como Affidavit of support.
  • También es necesario que los padres no incurran, ni hayan incurrido en faltas que causen la negación de la solicitud, Si los padres entraron ilegalmente a los Estados Unidos y por esta razón, no es posible hacer el ajuste de estatus, es recomendable consultar con un abogado, antes de hacer cualquier aplicación o enviar los documentos, ya que en algunos caos puede que haya la posibilidad de solicitar un perdón, conocido como waiver.

Es importante tener en cuenta

Que, si su hijo obtuvo papeles por intermedio del programa SIJ, especial para inmigrantes juveniles, los padres jamás podrán aplicar u obtener beneficios migratorios por su hijo.