Lo Que Hay Que Saber De Cómo Obtener La Residencia Permanente Por Matrimonio

Una de las formas más rápidas para que extranjeros puedan ser legales en USA es obtener la residencia por matrimonio, y la visa por matrimonio puede ser solicitada tanto por ciudadanos como por residentes permanentes, bien sea de matrimonios tradicionales entre hombre y mujer o matrimonios gay, entre 2 mujeres o entre 2 hombre.

Aunque existen ciertas diferencias de tramite entre las solicitudes de ciudadanos y de residentes, los requisitos exigidos son los mismos para ambos.

Los requisitos para una visa por matrimonio que se deben cumplir son los siguientes.

• Legalidad, el matrimonio debe ser válido bajo las leyes del sitio donde se lleve a cabo, diferentes estados tienen diferentes leyes, igual sucede con diferentes países. Religiosos, civiles u otra forma de matrimonio valido en el lugar que se lleve a cabo, un certificado oficial que demuestre la unión es necesario para otorgar una visa por matrimonio.

• De buena fe, simplemente que sea un matrimonio real y no simplemente por conveniencia para que alguno de los cónyuges adquiera la residencia, los matrimonios falsos que se descubran tendrán castigos severos y no se podrá obtener la residencia por matrimonio.

• Boda presencial, al momento de la boda las 2 personas deben encontrarse en el mismo lugar, no se aceptan matrimonios por poder, o vía Skype o nada que no sea específicamente en presencia de ambos.

• Hay que ser soltero, en cualquiera de sus modalidades, soltero, divorciado o viudo. La bigamia o poligamia es motivo de inadmisibilidad.

Requisitos adicionales para obtener la residencia por matrimonio realizados en Estados Unidos.

• Cumplir con las leyes que regulan el matrimonio en cada estado.

• Residencia, para los estados que exigen que se resida cierto tiempo antes de poderse casar, existen visas de fiance que se pueden aplicar en estas situaciones.

Algunos estados no exigen ningún tiempo de residencia, siempre y cuando se respeten las leyes del estado, el matrimonio será reconocido.

• Edad, la edad legal para casarse es de 18 años, en algunos estados es de 16, en otros con 16 y autorización de los padres se puede llevar a cabo, y en otras ocasiones se necesita consentimiento de padres y de un juez.

• Parentesco, para matrimonios entre primos es necesario consultar las normas de cada estado.

• Common Law, en algunos estados el vivir juntos y proclamarse públicamente como esposos es suficiente para ser considerados por el estado como esposos, si esta es su situación, preguntar a su abogado si vive en uno de esos estados, y que le indique que procedimiento debe seguir ante inmigración.

Razones comunes para no aprobar la visa por matrimonio.

• Ley Adam Walsh, si el ciudadano o residente permanente ha sido condenado por un delito que impida solicitar papeles para un familiar, según lo estipulado en esta ley, no se obtendrá la residencia por matrimonio.

• Falta de recursos para patrocinar a un familiar, si bien la residencia permite al cónyuge trabajar, en algunas situaciones no lo hace de inmediato, o puede que por problemas de salud no le sea posible trabajar, de esta forma, el servicio de inmigración estudia cada situación particular para tomar este tipo de decisiones.

Es posible tener un co-patrocinador para la declaración de sostenimiento.

• Matrimonio considerado falso por Inmigración.

• El ciudadano o residente solicitante, pone fin al trámite.

• Que se produzca un divorcio; en muchas ocasiones las residencias otorgadas son condicionales, y se se produce un divorcio antes de un periodo de tiempo, la residencia no pasará a ser permanente, y el estatus del beneficiario como residente se suspenderá.

• Que para quien se solicita la residencia por matrimonio sea inadmisible.

Algunas situaciones de inadmisibilidad, como el haber estado indocumentado, pueden ser solucionadas mediante matrimonio con ciudadano, mientras que, si el matrimonio es con residente, probablemente se tenga que cumplir con la sanción de los 3 o 10 años, ya que tendrían que ir a su país de origen para una cita consular y se puedan presentar problemas de reingreso.

Es indispensable contar con asesoría legal y presentar absolutamente toda la verdad a su abogado, para que él o ella, en su experticia, pueda encontrar la mejor solución a la situación que se presente.