LEONEL DELGADO

Asistente legal – Paralegal.

Leonel nació en el estado de Guerrero México, en un pequeño pueblo llamado Vallecitos cerca a Acapulco. El emigró a los Estados Unidos cuando tenía 9 años con sus tres hermanos menores.

Ellos estaban huyendo de toda la violencia que había a su alrededor y estaban tratando de reconectarse con su madre, quien había partido un año antes para establecerse en los Estados Unidos.                                                                                                                

El viaje para cruzar la frontera fue bastante intenso para unos niños tan pequeños. Su madre planeo y contrato un ´runner´ para que de forma discreta los ayudara a pasar la frontera hacia California. Eran las 2:00 A.M. para cuando llegaron a la frontera y Leonel tuvo que esconderse bajo una cobija porque su descripción no era la misma que la de uno de los hijos de la persona contratada. Escondido bajo la cobija, podía escuchar la conversación entre los agentes de la aduana y el conductor del vehículo.

Después de finalmente pasar la frontera, lo primero que hicieron fue parar en un McDonald’s para poder comer algo. Esta fue la primera vez en su vida que Leonel tuvo la oportunidad de comer una hamburguesa y de disfrutar de un restaurante americano.

Una vez llegaron a San Diego, se reunieron con el padrastro de Leonel quien los estaba recogiendo.

Leonel y sus hermanos menores empezaron el largo viaje en bus desde el borde inferior de California hasta la parte central de Washington State. Finalmente habiendo logrado escapar del miedo que produce la violencia que siempre estaba presente en su pueblo natal.

Después de dos largos días viajando en un bus de Greyhound, Leonel y sus hermanos finalmente se pudieron reunir con su madre. Un momento irreal que él nunca ha podido olvidar por el sentimiento de estar reunidos en familia después de tanto tiempo.

La madre de Leonel estaba trabajando en los huertos de Washington central, y sabía que debía enlistarlos en el colegio antes de que el colegio terminara para vacaciones de verano.
Adaptarse a una cultura y lenguaje nuevo no fue una tarea fácil, sin embargo, Leonel empezó sus estudios dos días después de haber llegado.

El solo sabía español, y solo tuvo un curso intensivo de ingles antes de que el año escolar terminara. En ese mes introductorio, Leonel adquirió suficiente inglés para comunicarse con relativa facilidad.

Ese verano, Leonel y sus hermanos empezaron a trabajar en los huertos, recogiendo cerezas y podando árboles. Los días eran demasiado largos para un niño de 9 años, pues empezaba a trabajar a las 4:30 de la mañana y terminaba a las 7 de la noche con solo una hora de almuerzo. Este patrón de horarios permaneció hasta que Leonel tuvo 15 años.

A Leonel le encantaba ir al colegio, y sus clases preferidas eran matemáticas e inglés. Sus recuerdos de esos tiempos son muy positivos; y mientras fue creciendo, finalmente fue teniendo más tiempo para jugar, involucrándose en deportes, siendo sus favoritos la lucha y el basquetball.

Después de graduarse de High School en el 2012 fue aceptado en la universidad Eastern Washington. Él fue capaz de atender debido a que por sus buenas notas obtuvo una beca agrícola que le ayudo a pagar por gran parte de su educación.

Leonel se especializo en justicia criminal, y estaba interesado en fuerzas contra la droga, especialmente por las negativas memorias que conservaba de su niñez, en lo referente a la corrupción y a la violencia producida por el narcotráfico. El aún está interesado en tener una carrera como abogado y está trabajando para obtener experiencia de primera mano trabajando con nuestra oficina de inmigración.

Al hablar con Leonel nunca supondrías que es originario de México. Su comportamiento siempre optimista y su actitud de todo se puede serán las primeras cosas que notara al hablar con el. De igual forma, es un ejemplo a seguir para sus hermanos quienes siguen sus pasos para obtener una educación y ser ciudadanos excepcionales del estado de Washington.
En la actualidad Leonel está trabajando con nosotros, Quiroga Law Office para completar los pasos necesarios y convertirse en un residente legal permanente. También maneja múltiples labores administrativas indispensables para mantener esta oficina funcionando de forma eficiente. El comparte la compasión necesaria para trabajar en Quiroga Law Office, ya que aquí trabajamos para ayudar y proteger emigrantes como nosotros.