Ciudadanía por padres, Ciudadanos Nacidos En El Extranjero

Si su hijo nace en otro país y usted tiene la nacionalidad americana pude solicitar la ciudadanía para él también, la ley estipula que los niños de padres con ciudadanía americana que han nacido en el extranjero pueden adquirir la misma ciudadanía haciendo una aplicación que se conoce como derecho de sangre. Este artículo se enfoca en exponer los casos en que se puede hacer la solicitud y bajo qué requisitos un ciudadano americano puede pedir para su hijo nacido en otro país la Ciudadanía americana; para terminar la introducción se debe dejar claro dos afirmaciones, primero, que esta es una ley medianamente actual pues solo acoge a los nacidos a partir del 14 de noviembre de 1986, si se nace antes de este fecha existen otras regulaciones y leyes, segundo, esta Ciudadanía por padres aplica tanto para estadounidenses por nacimiento como para aquellos que adquirieron la ciudadanía mediante la naturalización.

En primer lugar, están las diferentes situaciones que se pueden encontrar en la relación matrimonial y el tiempo que se ha vivido dentro de Estados Unidos o alguna de sus provincias. El caso inicial a exponer es cuando los dos padres son ciudadanos americanos y además están casados legalmente al momento del nacimiento del hijo, entonces a éste se le otorga la ciudadanía siempre y cuando al menos uno de ellos haya residido en USA.

El segundo caso es cuando uno de los padres es ciudadano y el otro es residente con una unión matrimonial legítima, es necesario haber vivido antes del nacimiento un mínimo de un año consecutivo para gestionar la Ciudadanía por padres.

El tercer caso, es cuando un padre es ciudadano y la otra persona es extranjera y además tienen relación matrimonial, el hijo tendrá el derecho a la ciudadanía con la condición de que el padre americano haya vivido cinco años dentro del país siendo dos de estos cuando se era mayor de 14 años.

Por otro lado, está el caso cuando un padre es ciudadano y la otra persona es extranjera y además no tienen relación matrimonial, el hijo podrá obtener la residencia si y solo si, el padre ha residido en EEUU por al menos cinco años, el ciudadano debe comprometerse a apoyar económicamente al hijo, el ciudadano debe legitimar al hijo en el lugar de residencia y ésta haberse hecho antes de que el hijo cumpla 18 años.

En consecuencia, los tiempos de estadía dentro de USA empiezan a jugar un rol importante en este proceso, de hecho, el gobierno es muy estricto ya que no se conceden perdones o “waivers”.

El tiempo de residencia se da cuando se ha vivido en alguno de los 50 estados de la Unión americana o adicionalmente en alguna de sus provincias (Puerto Rico, Guam, Islas Vírgenes Americanas, Islas Marianas del Norte, Samoa Americana y otras islas). Se puede sumar como tiempo vivido en Estado Unidos si se presentan las siguientes situaciones; Sirviendo al Ejército, Trabajando para el gobierno americano o ser hijo dependiente de una persona en alguna de las situaciones mencionadas. A la hora de validar esta información existen muchos recursos o documentos que presentar, es clave ser lo más creativo posible para demostrar el tiempo vivido en USA a la hora de presentarlo a la oficina consular en un trámite de Ciudadanía por padres.

Ahora bien, cuando ya nace el niño que tiene por derecho la ciudadanía americana (según los casos explicados) se debe contactar de inmediato con la embajada o consulado, lo que corresponda en su lugar de residencia, y planear una cita para crear un informe conocido como “Consular report of birth” cuando todo el proceso sea culminado sin ningún percance, el niño tendrá derecho al pasaporte de los Estados Unidos y a solicitar un numero de seguridad social.

Por último, recordar que si no es posible hacer esta gestión momentos después del nacimiento del hijo, se puede hacer esta solicitud en cualquier momento antes de que cumpla los 18 años, nunca después, dado que no se emiten “Consular report of birth” a ninguna persona mayor de 18 años.

Se recomienda seguir el proceso con el acompañamiento de la oficina consular/embajada o si se tiene un caso muy complicado con ayuda de un abogado experto en el tema de ciudadanía para no tropezar con ningún problema.